domingo, 25 de marzo de 2012

Bloopers arquitectónicos o Marketing 3 - Arquitectura 0


Edificio Guernica: el exclusivo gigante
multifamiliar,
de nombre elegante,
para más de 130 familias.
Cuando pensamos y discutimos sobre nuestra ciudad se suele olvidar un actor que es más transformador que el Ministerio de Vivienda y la Municipalidad de Lima juntos. Este actor es el sector de las grandes inmobiliarias que andan sueltas por la ciudad. Y aunque uno podría estar contento porque mucha gente está encontrando de esta manera un techo propio, en realidad es poco lo que uno se puede alegrar, ya que los conceptos arquitectónicos y urbanísticos de los cuales parten sus proyectistas provienen de una Arquitectura que nace en los años 20 y que hoy se critica muchísimo. Lo que en los E.E.U.U. y en Europa es considerado un problema en cuya solución invierten enormes esfuerzos, en el Perú lo estamos repitiendo sin mayor miramiento. Traigo por esta razón algunos bloopers que desnudan el poco esfuerzo conceptual al que se animan nuestras inmobiliarias.


Dos departamentos muy exclusivos con jardín 
muy privado. A diez metros, en Cantuarias está Gastón
La Masía en Alcanfores con Cantuarias de INGO CASA. Si uno está de compras o simplemente caminando por las pequeñas y simpáticas calles  a la vuelta de la Av. Larco, en Miraflores y llega al conocido cruce de las muy miraflorinas callecitas de Alcanfores y Cantuarias se encontrará con un enorme muro. Si se eleva la mirada se descubrirá un edificio multifamiliar de tantos pisos que desde ese pequeño cruce casi ya no se pueden vislumbrar. Si además vamos por la publicidad y la encontramos, veremos que el arte y el dibujo que usan es muy bonito, que el texto que vende el proyecto suena muy bonito y  que en consecuencia pareciera que el proyecto calza perfectamente con esa clientela exigente de la cual hablan. 

Pero si miramos con detenimiento la  propuesta arquitectónica y nos preguntamos si esta responde a lo que van a cobrar, nos damos cuenta que el concepto es puro aire. Lo más resaltante: anuncian la inclusión de dos exclusivos departamentos con jardín privado.  Pero cuando se mira con detenimiento la bonita maqueta que está en la oficina de ventas, se verá que esos dos departamentos de lujo están en la primera planta, separados por un muy privado muro de media altura del pleno cruce Cantuarias con Alcanfores. ¿Quién va querer disfrutar de privacidad exclusiva en un ambiente a 30 centímetros del bullicio de una de las esquinas más activas de Miraflores? ¿De que jardín privado están hablando? ¿Por qué insisten en fingir zona residencial en una zona mixta ? ¿Por qué insisten en ignorar al vecindario en sus proyectos? Para mal pensados este aviso suena más a una estafa. ¿Por qué no propusieron lo que casi todos los otros edificios alrededor ofrecen, y lo que pareciera ser sentido común, es decir espacios para comercio o incluso espacios públicos en la primera planta? Seguramente podrían haber hecho más "negocio" con una línea en el primer nivel dedicada al negocio y a los servicios,  ya que estas tendrían con alta probabilidad excelentes resultados. Y le habrían hecho un enorme favor a la ciudad al participar de lo que caracteriza a todo centro vivo, el ir y venir de la gente. Esa esquina, con su jardín privado a  20  0 30 centímetros - dependiendo del grosor de los ladrillos utilizados -  del caos de una de las zonas comerciales más dinámicas de la ciudad hubiera sido perfecto para un café, un restaurante, heladería, con terraza y mesitas, a 10 metros del restaurante Astrid y Gastón.
En La Guía Inmobiliaria, Nr. 04 Setiembre/Octubre 2011, pág 56.

Plano de uno de los departamentos 
exclusivos en el primer 
piso con jardín privado, 
exactamente en la muy tranquila
esquina Cantuarias
con Alcanfores.
















Vista de Voyeur, ya no es necesario jugar
golf para ser parte
The most, de Inmobiliari nos regala exclusividad y dominio.  Eso suena muy bonito. Es el mas más de los proyectos, si interpretamos el nombre del proyecto desde el inglés. Se anuncia como un mundo aparte y vaya que lo es, vende acceso pero solo ofrece voyeurismo desde sus ventanales, como lo muestra el bonito video promocional en el que se ve la hermosa extensión y libertad que ofrecen las áreas del Golf. Anuncian 2900 m2 de áreas verdes, pero si nos llevamos por las vistas simuladas del proyecto, vemos que el proyecto se encierra detrás de una reja, es pues un condominio autoenjaulado, que finge ser abierto. Donde se mira pero no se toca el parque, donde se finge ser parte del club.
En La Guía Inmobiliaria, Nr. 04 Setiembre/Octubre 2011, pág 116, 117.
No queda muy claro si los 2900 metros cuadrados prometidos están dentro de  reja o fuera
 de la reja, y dentro del Golf

Guernica de INGO CASA. Finalmente la cuestión del nombre. A veces los esfuerzos de las estrategias del marketing pueden disparar hacia atrás. Guernica dudo que tenga el sexappeal de la Riviera italiana, que en los balnearios de nuestro sur sigue como nombre en popularidad inmediatamente luego  de la la combinación Asia de algo. Guernica suena exótico, culto, especial y  de todas maneras muy sofisticado. No faltará seguramente  por allí alguien que efectivamente mencione Picasso, lo que hace la palabra aún más exótica, sexy y sofisticada. Pero una mirada a la historia del arte nos hará recordar que el cuadro Guernica de Pablo Picasso  fue una obra que protestaba y desnudaba con el lenguaje pictórico más cruel del cual pudo disponer el pintor para denunciar el absurdo, cobarde  y malvado bombardeo de la pequeña y humilde Ciudad de Guernica durante la guerra civil de España, en el lejano y  por eso casi olvidado año de 1936. Queda entonces para la adivinanza encontrar la verdadera intención de aquellos que escogieron el nombre de Guernica para su proyecto inmobiliario ubicado en el cruce de 28 de julio con la Av. Reducto, en Miraflores. Aunque una mirada a su página web nos mostrará que consideran que Guernica lo pinto Picasso para nuestro agrado y deleite. Temo que con la igual seguridad que da la ignorancia, que puede que los proyectistas piensen que su edificio nos trae un aporte revolucionario y transformador, para la arquitectura miraflorina y para el desarrollo urbano de la ciudad. Quizá incluso estén soñando obtener alguno de los tantos reconocimientos con los que el starsystem limeñisimo de nuestros arquitectos se suele autopremiar.
En La Guía Inmobiliaria, Nr. 04 Setiembre/Octubre 2011, pág 58


jueves, 1 de marzo de 2012

Sobre Valdelomar, palacios, conciertos y boutiques

de Herbert Rodriguez

Nuestro futuro billete de cincuenta solos, en una lúcida y clarividente versión de mi amigo Herbert Rodriguez. Pero este cuento no tiene que terminar de esta manera: si uno busca soluciones siempre las puede encontrar. En el caso sobre que hacer hoy con el Palais Concert, Ripley podría con facilidad acercarse a una empresa ligada a la industria editorial, asociarse y ofrecer en el Centro de Lima la Gran Librería que todas las otras grandes ciudades tienen. Y si una parte la reserva para eventos alrededor de la literatura y para un café literario, y si además hace sus planos transparentes y deja que aquel flaneur que transita por el Jirón de la Unión, subiendo desde la Plaza San Martin para llegar, si quiere a la Casa de la Literatura o al Museo de la Gastronomia - como más le apetezca - goce de los avances de la restauración, como se hace en otras ciudades, todos saldrian quizá ganando.